NOTICIAS

03/04/2018

El trigo supera los U$S 200 y todavía no llegó a su techo.

Hoy en día, el trigo es un diamante en bruto: hay que meterlo dentro del cofre, cerrarlo y tirar la llave al mar.

Comienza en Estados Unidos a insinuarse un foco de sequía en los estados del oeste, que afecta a Kansas y Nebraska, y en menor medida a Missouri y Iowa. 

Esta misma película ya la vimos el año pasado: el monitor de sequía se extendía a los principales estados del Midwest, y era cada vez más roja y más grande la mancha. Se presumía un efecto negativo para los cultivos y finalmente los farmers americanos lograron su tercera cosecha con rindes record, tanto en soja como en maíz. 

Tal vez el cultivo más perjudicado, en esta oportunidad, pueda ser el trigo que se siembra en Kansas, el estado con mayor impacto negativo de la actual sequía. Su relevancia es que, a la vez, es el principal productor de trigo de los Estados Unidos. 

Si bien es temprano aun para entrar en pánico, en el caso del trigo americano, hay razones suficientes como para poder anticipar un escenario de producción y oferta muy complicado.

Efecto alcista

De ahí deviene que el trigo es el producto más firme en la Argentina, en estos momentos. 

En el mercado disponible, ya pasó la barrera de los 200 dólares la tonelada; en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), el cierre del miércoles 28 marcó un récord para la posición disponible de 205 dólares, y las posiciones mayo y julio ya cotizan a 210 dólares y 209 dólares, respectivamente. 

Hoy el trigo es un diamante en bruto: hay que meterlo dentro del cofre, cerrarlo y tirar la llave al mar. La tendencia de corto y mediano plazo muestra un precio en un techo que todavía no se alcanzó, teniendo en cuenta que recién estamos a fines de marzo y han transcurrido apenas tres meses desde el comienzo de la cosecha. 

Cuellos de botella

Tendremos un invierno muy largo para los molinos y los exportadores. Los números indican que, hasta el momento, los exportadores llevan compradas 9,4  millones de toneladas y, los molinos, 2,3 millones. Sin embargo, el dato más fuerte no son las compras sino las ventas: la exportación ya tiene vendidas 8,3 millones de toneladas que, contra las 9,4 millones compradas, significa una posición neta de 1,1 millones de toneladas “long” o compradas. 

Es decir, que los exportadores disponen de solo ese volumen para poder ofrecer y vender al exterior, en este caso los molinos del Brasil. En el caso de los molinos locales, las compras acumuladas hasta el momento le son suficientes para cinco meses de molienda. Si ya se consumieron tres meses, quiere decir que los molinos tienen trigo físico suficiente para los próximos dos meses. 

Esto explica el porqué de la firmeza del trigo disponible, por donde se lo mire al mercado. Se sabe que cuando ingresa la cosecha de soja y de maíz, hecho que está sucediendo en estos momentos, el productor focaliza más la venta de estos últimos, y deja el trigo retenido para vender más adelante. 

El otro factor que no es menor y no hay que descuidar, es la sequía que están sufriendo hoy  las principales zonas trigueras del país. La falta de agua impide la recarga de humedad del perfil, y ya hay preocupación en muchas zonas que anticipan que no se va a poder sembrar el trigo por falta de humedad. 

Soja y maíz

Mientras tanto, el maíz y la soja mantienen tendencia sostenida a firme, con una gran resistencia a la baja. En el caso del cereal, la posición disponible en el Matba cerró el miércoles a 171 dólares mientras que la soja culminó a 295. 

La guerra comercial Washington-Pekin parece no haber llegado a mayores, y los comentarios de que China dejaría de comprar soja a Estados Unidos, es más una expresión de deseo que algo concreto. 

La realidad indica que China no puede prescindir de la soja de los americanos, ni Brasil ni Argentina juntos pueden reemplazar el volumen de dicha procedencia.

Cooperativa Agropecuaria Unión de Justiniano Posse Ltda

Copyright © 2016. Todos los derechos reservados.